viernes, 7 de junio de 2013

MALAS HIERBAS



Algunas personas son demasiado obedientes…Tienen grandes dificultades para decir lo que piensan…Para hablar claro, también… E incluso para decir NO.

Creo que somos demasiado obedientes. En ocasiones esta obediencia a un superior, la anteponemos a nuestra conciencia y a nuestra moral. A veces, esta obediencia ciega, nos permite desprendernos  de la responsabilidad de nuestros actos… ¡Cómo si no fuéramos responsables de esos actos por ejecutar una obediencia del superior!...Echamos la culpa al otro y nos eximimos de nuestra responsabilidad… “¿Cuántos actos atroces hay en la historia de la humanidad porque estaban cumpliendo órdenes? ¿Qué puede llevar a hacer el lado oscuro de la naturaleza humana,  libres de culpa y eximida de responsabilidad?” …Grandes preguntas de un gran preguntador.


Amapolas, margaritas, dientes de león, cardos, lechetreznas, rabanizas, borrajas, collejas, malvas, salvia, jaramago, vinagrera, cigüeñelo, ajoparros…Malas hierbas que no quiere nadie. Disidentes…Indeseables… Crecen donde no desean que crezcan; en ambientes ruderales, en cunetas de caminos, en escombrales, en muros de edificios abandonados, en baldíos, en …

Son muy persistentes y tienen alta capacidad de dispersión… Alteran el ecosistema natural “clásico” y llegan allí donde los cultivos ortodoxos no llegan… Rompen con los patrones de la siembra tradicional…Son etiquetadas de “malas hierbas” porque dificultan o impiden que otras especies-expresamente cultivadas para crecer-crezcan, se desarrollen y se reproduzcan en las mejores condiciones… Pero ellas nacen, crecen y mueren en autentica libertad…Son diferentes…Guardan su esencia natural ancestral.

Posiblemente este termino de malas hierbas, fue inventado por…

…Bueno mejor os cuento por quien fue inventado, después de acercaros la mejor pregunta de la semana:
¿Cuál es la mentira más grande que te han contado?

 …Y volviendo al asunto del concepto de malas hierbas; esa noción fue inventada por esos agricultores y jardineros que buscaban una producción con nuevas generaciones homogéneas, con similares identidades, conductas y comportamientos…Y encontraron en estas hierbas disidentes, patrones alternativos…pautas anti norma…Y procederes anti sistema muy mal adaptadas a los terrenos de labor.

Todas estas plantas que ahora cultivamos, fueron malas hierbas tiempo atrás. Gozaron de libertad, pero fueron domesticadas por la agricultura…¡A cuantas cosas que habrán renunciado a lo largo de su vida! Estas malas hierbas tienen un papel en el ecosistema en el que viven…Siempre estuvieron ahí y muchas siguen sorprendiendo por sus poderes curativos, por sus propiedades medicinales, por su valor culinario, por ser remedio casero, por su belleza, por la independencia y la libertad de la que gozan y de la que transmiten, por…

Las  bonitas amapolas narcotizan las primaveras y te envuelven en un sueño, a veces, mágico. Fue una de las primeras sustancias utilizadas como doping -a modo de brebaje con sus semillas-por los griegos en sus olimpiadas…Los cigüeñelos son conocidos por su fruto en forma de aguja; son esos relojitos que se enrollan al pincharlos sobre el jersey. ¿Quién no ha jugado de niño con ellos?...Las collejas tienen tradición gastronómica, es una herbácea con su flor blanca con 5 pétalos…Los dientes de león son esas flores amarillas que vemos en los jardines, sus raíces fueron sustitutivo del café y ahora cerramos los ojos y pedimos un deseo al soplar su fruto…Las lechetreznas y su belleza amarilla en forma de rodales, es tóxica y su látex se utilizó para eliminar verrugas y durezas e incluso como cuajo de leche para quesos…Margaritas…Vinagreras…Malvas…Cardos…

Miren bien en los caminos… Pueden encontrar en cualquier momento, una de estas malas hierbas, que intentan cambiar las cosas, que intentan hacernos la vida mejor…más fácil…más libre…No las pisen, no las aparten, no las arranquen…Protéjanlas…Cuídenlas…Respétenlas… Las necesitamos…Tienen propiedades sorprendentes.

De la mentira más grande ya os hablé al principio de este texto…Esas que nos echamos a nosotros mismos. Feliz semana.

1 comentario: