viernes, 26 de marzo de 2010

La gran aventura de reciclar en Guadalajara

Esta misma noche he vivido uno de los viajes más inolvidables y apasionantes que recuerdo en mucho tiempo: he acompañado a mis bolsas de basuras hasta sus respectivos contenedores. Esto no solo ha sido un viaje, sino una aventura que se inicia con la tortuosa caminata en busca de los alejados y escasos contenedores. Una vez hallado, tienes que tener suerte y no encontrar los contenedores rebosantes y como dicen los chicos de ahora ”petaos”; ya que entonces tendrás que vivir la gran experiencia de aplastar y apretujar repetidamente y con fuerza todo lo que llevas para hacerte hueco si no quieres dejarlo fuera del contendor y que la bolsa de basura viva el gran viaje de su vida trasladada por el viento u otro medio a cualquier zona de la calle. Es un viaje alucinante en el que nuestra compañía termina en la boca de un contenedor; si, en esa boca a veces tan sumamente pequeña a la que tenemos que alimentar y dosificar trocito a trocito nuestro cartón para que en su viaje llegue a buen puerto (Indispensable hacer uso de un cúter para menudear dicho cartón) .
Nuestras autoridades políticas locales afirman que las medidas puestas en marcha en materia de seguridad y limpieza están cumpliendo sus objetivos. Dicen que dicha gestión progresa adecuadamente y además distribuyen 35.000 folletos para sensibilizar y lograr una Guadalajara limpia. Su propia percepción es que se está gestionando bien la ciudad y está progresando en materia de limpieza.
Quizás si acompañaran a sus bolsas de basura por muchas calles y paseos de Guadalajara se darían cuenta de la realidad de su gestión y se cuestionarían el uso, la cuantía, y el diseño de los nuevos contenedores y por supuesto su recogida. Podrían descubrir que los sistemas de recogida implantados en nuestra ciudad son más bien limitados: los contenedores a menudo están llenos, demasiado lejos de las casas, o en número, boca y capacidad insuficiente. Una buena gestión de los residuos sólo es posible separando en el origen. Por favor ponérnoslo en su inicio más fácil, de esta forma el reciclar no se convertirá en una tarea solo apta para expertos aventureros con ganas, valor, atrevimiento, constancia y osadía de enfrentarse a la gran aventura de reciclar en Guadalajara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario